Entrevista a: Makoto Kino

El drone y el noise son géneros que en nuestro país no suelen ser tan escuchados, al menos no en un ámbito mainstream, sin embargo, se genera, y un ejemplo de ello es Makoto Kino, alias del músico de CDMX, Francisco Cabrera CelioEternal Loss es el primer álbum de su proyecto al que ha abanderado bajo el autodenominado “drone pop”, el cual mezcla elementos de ambos géneros a través de un Yamaha DX100, pedales de efecto, un micrófono genérico y samples, todo influenciado por artistas como Rites Wild, Topaz Rags y Oneohtrix Point Never.

Para una persona que apenas va a conocer tu música, ¿cómo se la podrías presentar, cuál sería la forma para lograr que se dispusiera a escucharla?

La Kyary Pamyu Pamyu del drone.

¿Cómo se forma la idea detrás de Makoto Kino, cuál es la historia detrás del nombre?

Surgió mientras tenía otros proyectos en los que trabajaba con samples, Ladatel y Synths (Vaporwave y Chillwave/Trap, respectivamente). Me empecé a interesar por el trabajo de disqueras como Not Not Fun o Beer On The Rug, empecé a componer cosas más de ese estilo, todas las canciones y la idea del disco fue algo que salió de manera muy natural.

El nombre -obviamente- se refiere a la identidad civil de Sailor Jupiter en el anime de Sailor Moon. Es un personaje con el que me identifiqué mucho porque a pesar de ser muy amiga de las demás chicas, en realidad es muy independiente y sabe salir adelante por su propia cuenta. También hay que decir que Makoto en realidad es un nombre que usualmente es masculino, varios artistas que admiro mucho se llaman así, como Makoto Matsushita o Makoto Kawabata (Acid Mothers Temple). Creo que lo que cerró el deal para usar este nombre es que Makoto Kino y mi madre cumplen años el mismo día, fue una coincidencia que no noté hasta ya más entrado en el proyecto.

¿Qué es lo que buscas transmitirle a la gente con tu música, y por qué decidiste volcarte hacia la parte instrumental y no usar casi nada vocal?

Eternal Loss fue un proceso de tres años donde cambié mucho de entornos, personas, etc. Es una especie de statement para dejar atrás el tiempo que perdí en cosas que no valían la pena, cerrar eso y enfocarme en mí. La voz en segundo plano es por que soy muy fan de atascar todo en efectos, y la voz no se queda atrás. Las letras más que ser un trabajo lírico completo, son una especie de mantra, así que mi enfoque es que las voces sean como un instrumento más y no lo principal en una canción.

¿Cómo comienza tu proceso de composición? ¿En qué te inspiras?

Básicamente empiezo con tocar algo en el sintetizador, agarrar algún sample, ponerles muchos efectos, empiezo a cantar intentando vocalizar palabras, así hasta que tengo una idea que se pueda trabajar y llevar a más. Creo que en mi caso, la inspiración viene de cualquier cosa, canciones, series, el clima, hasta algo tan simple como el humor que traigas.

¿Quiénes son tus mayores influencias, tanto musicales como de cualquier otra área creativa?

Definitivamente Rites Wild y Vektroid (Con su trabajo bajo el alias Sacred Tapestry). Tan sólo ellas dos son la causa directa de que yo empezara a hacer este tipo de música. También artistas como Laurel Halo (en el disco Quarantine), Oneohtrix Point Never, Jam City, Grimes, etc.

De otros medios, cosas como los mangas de Asano Inio, series como Madoka Magica, Boogiepop Phantom y Love Live, videojuegos como Final Fantasy Tactics Advance y Um Jammer Lammy, la primera historia de la película Chungking Express, y artistas como Mariko Mori, etc.

¿Es complicado hacer y distribuir el tipo de música que haces en un país como el nuestro?

La verdad es que fuera de proyectos recientes como Camille Mandoki o Ñaka Ñaka nunca me he metido de lleno a investigar cosas de la escena tipo noise o drone en México. Pero he visto que por festivales como Aural o Nrmal, la gente ahora responde mucho mejor a cosas experimentales, así que creo que es un género/estilo que podría sobresalir bastante.

Si Makoto Kino fuera un helado, ¿de qué sabor sería y por qué?

Hace poco probé el Bingsu (una especie de helado/raspado coreano), que es de presentación súper simple pero tenía como capas de varias cosas y sabores. Lo podría comparar con ese porque conforme lo vas probando te das cuenta que tiene más sabores que lo que se pensaría a simple vista.

El mejor y el peor consejo para un Bedroom Producer:

El mejor consejo que puedo dar es tomarse todo el tiempo posible para sacar su trabajo hasta que realmente lo sientan completo. Yo inicié Eternal Loss a mediados de 2013 y salió hasta noviembre de éste. Siento que el tiempo fue el indicado, quizá si lo hubiera sacado antes hubiera sonado más apresurado y puede que no tuviera la buena respuesta que ha generado. En ese caso, lo peor que podrías hacer es sacar a la luz tu trabajo cuando aún no está listo. Llenar un Soundcloud de demos y works in progress me parece algo que te perjudica más que ayudarte. Quizá a algunos les funcione pero a mi definitivamente no, jaja.

¿A qué músico o canción te gustaría hacerle un remix, y viceversa? ¿Con qué músicos te gustaría colaborar?

Creo que no me gustaría hacer remixes como Makoto. Lo siento como un proyecto muy personal y siento que no iría mucho, pero colaboraciones definitivamente es algo que si me gustaría, todo el proceso me parece una conversación. Me gustaría colaborar con Camille Mandoki, Dani Shivers o Mercedes Nasta. También actos extranjeros como Rites Wild, Robin Burnett (Wakesleep, ECCO UNLIMITED) o Tentenko.

¿Qué se viene para Makoto Kino?

Como pasé los últimos años preparando el disco, lo que me urge es tocarlo en vivo, estoy muy emocionado por hacerlo. Otra cosa que tengo planeado para el 2017 es sacar la versión física del disco, muy probablemente un cassette de edición limitada.

Puedes seguir y escuchar más del proyecto en Twitter, Facebook y Bandcamp.