Entrevista a: Martina Matencio – Lovenenoso

Instagram se ha convertido en un showcase de talento que de otra manera tardarías en encontrar. Hay fotógrafos con largas carreras que han usado la red social como una extensión de todas sus exposiciones y hay quienes de esta red se han creado un nombre y al final han dado el salto fuera de ella. Yo soy muy fan de Instagram como una galería donde a diario puedes encontrar voces inspiradoras con un gran trabajo y que además te acerca a estos talentos de una manera que no había experimentado en ninguna otra red dedicada a las fotos.

Desde hace ya algún tiempo @Lalovenenoso se convirtió en una de mis cuentas favoritas, la galería que ha creado Martina Matencio es increíble. Su trabajo es completamente inspirador, además la intimidad de sus sesiones te acercan realmente a Martina. La sensibilidad y sensualidad de sus fotos mezcladas con una cierta inocencia le ha ganado una gran cantidad de fans y su trabajo se ha convertido en referente y fuente de inspiración para muchos.

Martina es una fotógrafa de Barcelona que en 2012 abrió con una amiga una tienda online de prendas vintage llamada Luna de Marte para cual empezó a tomar fotografías de las prendas, lo que se convirtió en lo que ahora conocemos como Lovenenoso. Este fin de semana me puse a platicar con Martina buscando saber un poco más de su raíces, su inspiración y todo lo que viene para ella, esto es lo que resulto:

¿En que momento te interesaste en la fotografía?

Me empecé a interesar en la fotografía a los 16 años, cuando fui de viaje a Cuba con mis padres. Recuerdo que quería fotografiar todo porque no quería perderme ningún detalle, me parecía todo precioso, la gente, los colores, todo. Así que cogí la cámara de mi padre y empecé a hacer fotos a todo lo que me gustaba (era la primera vez que cogía una cámara analógica) y me di cuenta de que hacer fotos me encantaba, captar instantes que solo la cámara podía conseguir. El tema fue cuando las fui a revelar, la mitad salieron blancas y la otra mitad oscuras, me llevé una gran decepción, pero esto me hizo tener ganas de seguir fotografiando e interesarme por la fotografía en si.

¿Qué es lo principal que ha cambiado en tu trabajo de tus inicios a lo que ahora vemos?

Ha cambiado todo, excepto el hecho de captar instantes para tenerlos para siempre, eso es lo único que no ha cambiado. Pero profesionalmente, he crecido mucho durante estos años, ahora me fijo mucho en la luz, en las expresiones de la gente, en la mirada y sobre todo, juego con los cuerpos, que es algo que me apasiona. Antes no me centraba tanto en el cuerpo humano, simplemente fotografiaba todo lo que me gustaba sin mirar más allá.

¿Hay algo que se ha mantenido en tu proceso de trabajo desde siempre?

Si, la sensibilidad, creo que mis fotos están llenas de sensibilidad y a la vez tienen un punto nostálgico y algo mágico. No creo que haga nada nuevo, pero creo que en realidad desde que empecé siempre he logrado conseguir esa sensibilidad en mis fotos y es lo que creo que me hace diferente.

¿Cómo surgió el nombre Lovenenoso?

De amor y veneno, Love (amor en ingles) y venenoso de veneno, junté dos palabras para crear un nombre en dos idiomas. Quería algo que uniese dos términos como amor y veneno que en realidad es lo que para mi es la vida o más que lo que es, es lo que tiene mi vida, amor, pero también veneno. De ahí viene el nombre de Lovenenoso 🙂

¿Qué importancia tiene Instagram para tu trabajo?

Es la red social que más utilizo y donde más gente me ve, actualmente no tengo web de fotógrafa, la gente solo me ve por Instagram y realmente todos mis trabajos como fotógrafa me salen por Instagram, personalmente pienso que es una red muy potente que la ve todo el mundo 24h. Me ha hecho crecer, es mi ventana profesional.

Además de la fotografía ¿qué te inspira?

El arte en general me inspira, pero a veces creo que está sobre valorado. La música me inspira muchísimo, me encanta la música, no podría vivir sin ella.

¿De qué manera preparas tus sesiones?

Cuando es para Luna de Marte, no preparo apenas las sesiones, preparo las prendas para la modelo que vaya a fotografiar y luego me dejo llevar por la luz y por la persona, me sale solo, yo dejo que ella se vaya moviendo, y le voy indicando un poco según la luz como va apareciendo en la sesión. No me gusta tener las cosas muy preparadas, me he dado cuenta que cuanto mas preparo, menos me sale. Voy dejando que fluya y me van surgiendo ideas. A veces con poco, es mejor.

Si pudieras colaborar con cualquier persona ¿a quién escogerías?

Me encantaría fotografiar a Alba Galocha, es una modelo gallega, tiene algo que me encanta. Y uno de mis sueños seria colaborar con Egon Schiele, es un pintor que me encanta, dada las circunstancias, no podría porque está muerto, pero me encantaría haberlo conocido y hacer algo junto a el. Uno de mis proyectos futuros es relacionar fotografía con pintura, como alguna de las fotos que ya he subido a Instagram, aunque son solo pruebas.

Con tus fotografías has creado una atmósfera que es bastante reconocible, pero en tus palabras ¿qué quieres decir con tus fotos?

En realidad no quiero decir nada en concreto, es más, podría decir que no quiero decir nada, pero es imposible determinar mis fotos como: nada. Sin querer creo historias, muchas veces me dicen que mis fotografías son pequeñas historias que dan lugar a pensar que va a pasar después o que ha pasado antes.

¿Cuál es la mejor música para tus fotos?

Sigur Rós, es un grupo Islandés que conozco desde hace muchos años y me encanta. Me inspira, a la gente a veces le resulta triste, pero a mi no, me encantan y me llenan totalmente. Aunque también podría mencionar otros grupos que podrían servir para mis fotos, pero por ahora me quedo con Sigur, que es mi grupo preferido.

Lovenenoso es el complemento ideal de Luna de Marte ¿o viceversa?

Sin Lovenenoso, no podría existir Luna de Marte, porque soy yo misma quien hago las fotografías, pero si que es cierto que Luna ha sido y es una ventana para que el publico me conozca, muchas de las veces cuando marcas me contactan para realizar algún shooting me dicen: queremos estilo Luna de Marte. Así que ambas se complementan, Luna es un espacio donde yo puedo hacer lo que quiera y como quiera y estoy muy feliz de haber creado la marca.

¿Cómo nació Luna de Marte?

Luna de Marte nació hace casi cuatro años, una amiga y yo quisimos crear una marca donde ambas pudiéramos poner nuestro grano de arena, empezamos con los ojos cerrados, sin saber muy bien donde íbamos a parar. Teníamos claro que queríamos hacer una marca asequible. Ella había estudiado diseño textil y yo estaba estudiando fotografía y queríamos unir estas dos fuerzas. Pensando, surgió Luna. Empezamos vendiendo ropa de mi armario hasta que vimos que realmente funcionaba y poco a poco fue creciendo sin darnos cuenta. Eso si, con mucho trabajo, constancia, esfuerzo y amor.

¿Cómo es un día en la vida de Martina Matencio?

Me despierto pronto, desayuno tranquilamente, a veces voy al gimnasio, luego en casa contesto emails y seguramente a la tarde tenga alguna sesión de Luna, así que espero a que venga la chica y hago las fotos de Luna de Marte. Cuando se va, siempre edito las fotos, me encanta ver las fotos que han salido y seleccionar alguna de las fotos que he hecho. Me encanta pasear, así que a veces voy a pasear, otras simplemente voy a tomar un café con alguna amiga. Leer también me gusta mucho, pero actualmente no tengo tanto tiempo para leer. Siempre estoy haciendo fotos, si no es para Luna, es para otra marca.

¿Que viene para Martina, Lovenenoso y Luna de Marte?

Todo lo que veis es todo lo que soy o todo lo que dejo que la gente vea que soy. Supongo que de alguna manera, la fotografiar no es mas que un reflejo de lo que somos. Es mi herramienta fundamental para expresarme tranquilamente, aunque tengo que decir que, no me gusta nada no poder mostrar más desnudos, siempre tengo que tener cuidado que publico o que no publico por las censuras y eso no me gusta, no me gusta nada.

Pueden descubrir el trabajo de Martina y seguirla en sus redes: InstagramTumblr y Facebook.