Entrevista a: Rilla Alexander

rilla-portrait-rgb

Rilla Alexander es una diseñadora gráfica, ilustradora y autora originaria de Australia, sus ilustraciones son un pequeño golpe de alegría y tienen motivaciones escondidas que te orillan cada vez más a empezar a crear por tu cuenta. Rilla tiene su pequeña yo, Sozi, una pequeña niña que al igual que todos nosotros, le cuesta trabajo clasificar sus ideas.

Pronto estará visitando CDMX como parte de la Pictoplasma Academy Mexico, que se llevará a cabo del 25 de Octubre al 1 de Noviembre, por tal motivo, entre muchas, muchas risas (prácticamente toda la entrevista) y el presentar a nuestras mascotas por Skype, Rilla nos contó las partes más complicadas de publicar un libro, trucos para dejar de procastinar, anécdotas divertidas sobre Sozi y el cómo puedes disfrazar la chocomenta de cerezas y fresas.

sozi_exhibition

¿Cuál fue tu mejor idea más reciente?

Esa es una muy buena pregunta. Tengo muchas, muchísimas ideas para muchos libros diferentes. El problema que tengo es el hecho que tenga tantas ideas que nunca sé cual elegir, así que no importa que tantas buenas ideas tenga, lo primordial es que las lleve a cabo y las termine, esa es la parte difícil.

De hecho, justo ahora tengo la idea para hacer un libro acerca de Mr. Tom, mi perro, ¡esa es mi mejor idea!, pero no la he empezado, así que se ha quedado en mera procastinación. Mr. Tom ya es todo un personaje, incluso parece uno.

¿Y la idea de hacerle un libro a Mr. Tom siempre ha estado ahí o es nueva?

Pues, Mr. Tom tiene 9 años y creo que ya es perfecto tal y como es; ese es uno de los problemas que mucha gente enfrentamos cuando queremos escribir o ilustrar sobre un personaje basado en algún animal o alguna persona que amemos, es bastante difícil llegar a una versión final de ellos que realmente sientas que capture toda su esencia y personalidad. ¡Llegué a dibujar a Mr. Tom millones de veces! Ahorita ya tengo una versión final de él para poder comenzar con el libro.

¿Tuviste el mismo problema con Sozi?

¡Sí! Definitivamente. Pero Sozi soy yo, así que cómo se viera no era tan importante, lo principal era saber como era ella por dentro y qué era lo que ella iba a hacer; eso fue lo que más problemas me ocasionó, por que cuando sabes todos lo que es complicado dentro de tu propia cabeza, ¿cómo los simplificas?, y ese resultado pasarlo a papel y tinta, y luego crear una historia al rededor de ello. Es algo tan complicado que nadie puede realmente comprenderlo, excepto tú. Es completamente diferente hacer una historia sobre ti misma a hacer una sobre tu mascota, pero las cosas diferentes que tengas que simplificar es lo importante, y el cómo puedes hacer el personaje y la historia interesante, divertida y que otras personas puedan comprenderla e identificarse.

¿Sozi sigue creciendo y evolucionando contigo o fue un personaje creado para determinado momento?

Sozi definitivamente evoluciona conmigo, realmente creo que si creas un personaje basado en tus propias experiencias, es muy lindo que lo dejes crecer y cambiar de la misma forma en la que tú lo haces. Los libros que he hecho con Sozi son sólo el principio, y de hecho se ve ligeramente diferente en cada uno y eso es porque crear un libro toma muchísimo tiempo y esfuerzo, y yo necesito estar emocionada y fresca para sentir que es un nuevo reto; cada vez que hago un libro nuevo, aunque utilice el mismo personaje, lo quiero hacer fresco, diferente y emocionante; es como cuando después de unos años empiezas a usar ropa diferente o te cambias el corte de cabello, así me siento cada vez que dibujo y dejo que el personaje cambie y se actualice.

La esencia del personaje sigue siendo la misma (porque Sozi soy yo y Sozi es ella misma también), pero su apariencia puede cambiar, y eso es algo que mucha gente se priva en en el mundo de diseño de personajes, se apegan a la apariencia y no salen del “¡Oh, no puede vestirse diferente!”, “¡Si cambia de pantalón ya no será el mismo!” No hay por qué de ser tan estricto con ello, debemos de divertirnos con cada cosa que hagamos.

0405-her-idea

Para ti, ¿cuál es el mejor libro del mundo?

Es usualmente cualquier libro que esté leyendo en el momento, cambia diariamente porque amo leer. Siempre es con el que esté obsesionada en el momento. Cuando estaba haciendo The Best Book In The World se trataba más de cómo yo amo los libros, pero regularmente entraba en conflicto porque pensaba “Oh no… La gente va a creer que estoy diciendo que éste es el mejor libro del mundo, ¡y no es el mejor libro del mundo!” y eso fue bastante duro.

¿Y la mejor canción del mundo?

¡Mi canción favorita ever es “Psycho Killer” de Talking Heads! El principio de la canción suena como el intro de Fraggle Rock, por eso me encanta. También amo el soundtrack de Moon, la película de Duncan Jones, ¡me encanta esa película! y el soundtrack es asombroso, lo escucho siempre que escribo una y otra y otra y otra vez, he llegado al punto en el que no puedo escribir sino lo estoy escuchando.

¿A qué te saben las mejores ideas?

Definitivamente saben a chocolate. El chocolate es lo mejor. Y de hecho las ideas son como el chocolate, tienes de todo tipo, de todos tamaños y es tan difícil escoger que quieres hacerlas todas; y con el chocolate si me ponen muchos diferentes a mi alcance, en vez de escoger,  me los quiero comer todos.

Has trabajado desde tazas de té hasta edificios, ¿cuál ha sido el más divertido y cuál el más complicado?

Mi favorito ha sido pintar y decorar un cuarto de hotel en Copenhaguen, ese fue muy divertido pero también fueron días y días de trabajo duro, aparte fue durante el invierno así que siempre me estaba congelando, no había calefacción porque estaba en remodelación. Era ir y pintar todo el día, fue bastante difícil pero seguías dando pinceladas porque sabías que iba a ser emocionante verlo terminado, y así fue. Al final fue muy, muy padre ver como el espacio que pintaste se vuelve un lugar mágico para otras personas, y ver la cara de la gente cuando entraba y los comentarios que recibía de la habitación fue bastante gratificante; ese fue un proyecto bastante divertido. Regresé un par de años a Copenhaguen para visitar la habitación, quería saber como se veía después de tanto tiempo. Cuando salió la gente que se estaba hospedando ahí llegué con ellos y fue de “¡Hola!, ¡yo pinté su habitación!” Ellos se emocionaron y me invitaron a pasar muy contentos.

Cuando hago postales, tazas de té y ese tipo de cosas, lo que me gusta es poder contarte una historia a través de esos pequeños lugares. Cualquier cosa que haga, ya sea un cuarto o una postal, me gusta que cuenten alguna historia, aunque sólo sea un personaje sonriente estando parado, me gusta que la gente lo vea y diga ‘¡oh, aquí debe de haber algo más!’ Ya sea por su ropa, lo que traiga en las manos o el fondo.

Algo que me gusta mucho es que cuando haces algo como un cuarto o un libro o cualquiera de éstas cosas que salen al mundo, la gente puede llegar a disfrutarlas y eso es de las cosas que más me emocionan y me inspiran, que la gente pueda generar sus propias experiencias a partir de tus ideas y se vuelvan parte de ellos.

Aparte de la gente, ¿qué otras cosas te inspiran?

Últimamente me inspira absolutamente todo lo que me rodea, lo más importante de todo es seguir moviéndome, creciendo, cambiando y hacer cosas nuevas y diferentes.

He vivido en muchos lugares diferentes y cada uno de ellos son una gran inspiración para mi. Conocer diferentes personas, diferentes culturas; descubrir cosas de las que nunca me hubiera enterado si me hubiera quedado en un sólo lugar y ver como yo reacciono a todo esto me hace sentir fresca, contenta y me motiva a llevar a cabo mis ideas.

0607-her-idea

¿Cuál fue tu juguete favorito en tu infancia?

Definitivamente Sozi, mi muñeca, pero no se parece absolutamente nada a la Sozi de mis libros. Ella era solamente una muñeca de plástico, su apariencia era bastante común y aburrida pero yo la amaba con todo mi ser. Su nombre en la caja era Susi pero cuando mi madre me la dio grité “¡Sozi!” y mi mamá me dijo “No, Susi” y yo “¡No!, ¡Sozi!” y todos los años que cargué a esa muñeca mi familia siempre la llamó Susi, pero para mi era Sozi. Esa fue una de las razones por las cuales creé el personaje, porque mi nombre es Rilla y no mucha gente sabe escribirlo o pronunciarlo, lo sentí muy parecido como con Susi y Sozi.

¿Sozi y tú tienen el mismo gusto en helado?

Sí, Sozi le gusta absolutamente todo lo que a mi; mi sabor favorito de helado es chocolate con menta. A Sozi y a mi también nos encanta el color rojo, y cuando la estaba dibujando probablemente dije que su sabor de helado favorito sería cereza con fresa por el color, pero la verdad es que es chocolate con menta, que así a veces me tengo que decir una pequeña mentira para que esté dentro del color, por que el rojo es muy importante.

¿Cuál es la cosa más padre que te ha pasado dando una conferencia?

Cuando das una plática o una conferencia es muy atemorizante ir y pararte frente a la gente, pero hay veces cuando ya estoy a la mitad de la plática que algo cambia, como un si apagaran el switch que hace que me ponga muy nerviosa, ¡y comienzo a disfrutarlo muchísimo! Como si quisiera hablar para siempre, eso me gusta muchísimo porque cuando lo disfrutas te emocionas y así puedes ser más honesto, hablas con la gente como si fueran tus amigos, tanto que hay algunos que lo terminan siendo. He hecho tantos amigos en conferencias y lo único que necesitas para ello es salir y decir la verdad, decirle a la gente las cosas que te han costado mucho trabajo, las que has disfrutado; ser muy honesto sobre tu proceso creativo hace que la gente sea muy honesta contigo de regreso, eso es lo que me encanta de cualquier plática, conferencia, taller o de las clases que doy en una universidad.

¿Qué es lo más importante que has aprendido de un niño/a?

Una vez estaba de visita en una escuela y no podía recordar una palabra, entonces un niño como de 7 años me dijo “Esa es la cosa, te vas haciendo vieja y olvidadiza y nosotros somos jóvenes y vamos aprendiendo y aprendiendo y aprendiendo” y pues sí, le pedí que me lo escribiera en mi libreta, no sé si esas fueron sus exactas palabras pero fue como si él fuera como Buddha, fue bastante profundo el como lo dijo.

¿Cuántas libretas para tus ideas tienes?

No sé, muchísimas. Nunca las he contado, en todas apunto y dibujo millones de cosas y las reviso de vez para complementar mis ideas. Las pequeñas son las que cargo a todas partes pero tengo una muy grande y especial donde van las ideas que me convencen. Al revisarlas puedes encontrar cosas que hacen que tus ideas y tus proyectos se vuelvan más interesantes, no importando si es un dibujito o una combinación padre de palabras.

4041-her-idea

¿Cuál es la parte más difícil de publicar un libro?

Hay muchas partes difíciles, la primera es dejar de platicarlo y realmente empezar a hacerlo, la siguiente es cuando le estás dando los toques finales porque es cuando dices ‘Oh-oh, no soy el genio que creía ser’ y empiezas a querer cambiar tantas cosas que te autosaboteas. Después de pasar esa etapa y haberlo terminado, la siguiente parte difícil es estar lo suficientemente orgulloso del libro como para mostrárselo a otras personas y ahí el cómo recibes las opiniones y críticas también es una parte difícil, porque la gente no llega y te abraza diciéndote ‘¡Eres un genio!’, dicen más cosas como ‘Oh, está ok’ entonces tienes que creer lo suficiente en tu proyecto y en ti mismo. Durante todo el proceso estarás en círculos que van “¡Esto es genial, es asombroso! No, No lo es. ¡Esto es genial! No, No lo es.”

Entonces cuando te enfrentas a la gente tienes que convencerlos de que sí lo es. Es una gran montaña rusa, y es difícil pero también es por ello que le digo a las personas que antes de subirse a la montaña de las imprentas sin saber si lo van a publicar o no, lo publiques tú mismo y lo saques al mundo, para que te sientas orgulloso de ti, de tu proyecto y de que lo terminaste, porque si te esperas a las decisiones de alguien más puede que acabes con un montón de libros en tu escritorio sin terminar porque nunca fueron publicados y nadie logró verlos, y te será más difícil volver a empezar. No hay que detenerse en ningún momento por más difícil que sea, hay que pensar que en cuanto crucemos esa dificultad estaremos un paso más cerca de lograr nuestro cometido, así podrás terminarlo y hacer el que sigue.

¿Has tenido una crítica mala o cruel que haya terminado siendo un consejo o una lección?

Una de las cosas divertidas con The Best Book In The World es que Amazon lo puso como un Must Have, entonces muchísima gente lo compró sin saber nada del libro o sobre mi y una de las reviews en la página de Amazon decía “No entiendo por qué tanto hype, este no es ‘El mejor libro del mundo’, ¡es el peor libro del mundo!” Pero ahora no me quito la idea de hacer The Worst Book In The World, aún no lo he empezado pero pienso que sería bastante divertido. Se trataría de alguien que en lugar de leerlo, viaja por todo el mundo intentando deshacerse de él o algo por el estilo.

Yo no estaba preparada para las reseñas, nunca lo había pensado. Es muy agradable ver que a la gente le encanta pero cuando leí una que otra reseña mala sí me llegó a pegar, porque cuando estaba haciendo un libro no pensaba en qué dirían las reseñas, pensaba en que ya quería que estuviera listo para leérselo a un niño y creo eso al final importa mucho más, el sentarse con un niño a leérselo y ver cómo reacciona.

¿Escogiste el estilo infantil o el estilo infantil te escogió a ti?

Es la manera en la que siempre he sido, fue algo muy natural. Cuando tenía 6 años me sentaba en mi mesita y dibujaba algo, después levanta mi teléfono de juguete y decía “Hola, dibujé a un koala, ¿quiere venir a pagarme por él?” Y siento que hago exactamente lo mismo ahora, tal vez crecí pero olvidé ser un adulto.

¿Sozi tendrá una tercer historia que contarnos?

Por el momento estoy trabajando en muchos libros que no la incluyen, y creo la razón es que antes realmente necesitaba de Sozi para terminar mis primeros libros porque la única forma en la que lo lograba era sacar todo lo que tenía dentro de mi y llevarlo al mundo; las cosas en las que estoy trabajando ahorita, aunque llevan mucho de mi en ellas, no la tienen que llevar a ella, y no porque no quiera que tenga otra historia, sino porque fue asombrosa ayudándome a empezar ya que estuve procastinando por mucho tiempo. Quise hacer libros muchas veces pero nunca terminaban como yo quería así que personificarme como el personaje principal fue de mucha ayuda y me dio el empujón que necesitaba.

1415-her-idea

rilla-alexander

Puedes checar el trabajo de Rilla más a fondo en su página web o también pueden seguirla en Instagram, Twitter y Facebook, te aseguramos que te sacará una sonrisa o un aww cuando aparezca en tu feed.