Festival Antes De Que Nos Olviden

El Festival Antes (De Que Nos Olviden) se realizó el pasado sábado 22 de septiembre en el histórico Teatro Hipodromo, un lugar repleto de historias, culturas y demás; siendo el primer sitio donde se proyectó el cine sonoro en todo Latino América. El festival tuvo un objetivo y un manifestó muy DIY (Do It Yourself) basándose en proyectos independientes, desde las bandas hasta la sección de los proyectos que vendían prendas, discos, fanzines, arte, libros y demás. Esto fue precisamente el festival,  sacar lo mejor de la escena independiente del país incluyendo algunas intervenciones internacionales.

Este histórico lugar fue dividido en cuatro partes; el primero el Garage, que se puede considerar el escenario principal que estuvo colocado en el teatro principal del lugar donde se realizan las obras, dos Salas (Sala 5 y Sala 6) pequeñas que sirvieron de escenarios y el Lobby dónde cómo fue mencionado anteriormente, se podían adquirir distintos “souvenirs” del festival dónde había un pequeño escenario que entablaba lo mismo que un puesto.

Fue un festival que por un precio increíblemente barato te daba todo tipo de experiencias; en el escenario Garage estaba el feel más fuerte del festival, dónde se pudieron ver a distintas bandas como D.D.A., Motorama, Hypnosoft y San Pedro El Cortez, entre otros, después ibas a la Sala 5, un encuentro más personal con el artista, la música y la emoción que el músico emanaba en el lugar, era el sitio donde el calor se combinaba con la esencia del gusto por la música. En la Sala 6 era lo mismo pero de forma más abierta, incluso había gente acostada en el lugar disfrutando la música, mientras la Sala 5 fue un poco más formal.

El festival tuvo una esencia muy especial y única que le hace falta a muchos otros festivales, además de tener una buena organización realmente se sentía más cómo una fiesta de amigos, precisamente, la noche la compartimos con el crew de Vice y no nos dejarán mentir, que fue más cuestión de disfrutar todo, de dejarse ir al sentirse con la necesidad de estar corriendo entre escenarios.

_____________________________________

Motorama

Llegó un momento en el cual el Garage estaba lleno de gente, las escaleras igual, a tal grado que no podías ni descender al baño, la razón…Motorama. La banda indie de Rusia se podría considerar el acto principal del festival, incluso la gente corrió para poder estar lo más cerca del escenario, al inicio nos confundió un poco, pero al comenzar el set se nos hizo muy clara la razón de tanto apuro, la banda tiene una energía increíble, el frontman no se podía estar parado cantando, iba de un lado a otro, bailaba, se sentaba, mientras los otros integrantes lo complementaban con la concentración que se vio en su performace. En su set tocaron todo el disco de Alps y además regresaron en un encore para dos canciones más.

Volga Beach

El duo de la Cuidad de México, Volga Beach abrió la Sala 5. Durante una hora todos esperábamos con ansias debido a unas fallas en el audio e iluminación, hubo gente que se fue, pero los que nos quedamos sabíamos que lo que seguía sería algo especial. Para entender el estilo de Volga Beach es necesario tener un Martini, una camisa floreada, estar en bermudas y disfrutar un cigarrillo; es una onda muy “Miami Vice” ochentera, pero con percusión y voz que le dan un estilo distinto a los ritmos creando un estilo realmente único.

D.D.A.

Otro grupo que tocó en el escenario Garage fue D.D.A (Defecit de Atención), aunque llegamos un poco tarde a su performance, estuvimos justo cuando inició el climax del show, en el escenario se sentía una vibra muy pesada, los cuatros integrantes estaban muy enfocados su set, podías ver la pasión con la que tocaban sus instrumentos y se movían en el escenario, desde el backstage se presenciaba la emoción y la gente respondía con gritos y aplausos en los momentos de silencio de las canciones.

_____________________________________

En conclusión el festival cumplió el objetivo de ser completamente DIY e independiente. Se vio reflejado en la música, la esencia de la fiesta, el entorno. Esperamos y se sigan haciendo festivales de este tipo, donde todo se vuelve una fiesta con tintes íntimos, festivales donde puedas comprar alguna de prenda de la banda que por primera vez escuchaste y te hiciste fan, irte a despejar del ruido en algún lugar tranquilo, comprar un fanzine o un libro para el regreso. Estar sentado en la barra de bebidas compartiendo un trago con esa persona de aquella banda. Sin duda este festival ni sus contribuyentes serán olvidados.

Próximamente les compartiremos un video con los Highlights del festival.

Fotografía por Violeta Alexandra Olán.