La Envidia y La Metacrítica en ‘Always Shine’ de Sophia Takal

Se dice que es casi imposible empatizar con el éxito, contrario a la simpleza de empatizar con un amigo que pasa por un mal rato. En este tipo de situaciones la envidia es mucho más fuerte que la empatía, y es también la causa de conflictos que pueden acabar con amistades. Always Shine, dirigida por Sophia Takal, explora los temas de amistad, envidia, éxito al igual que la actuación y el rol de la mujer en el mundo de las películas. Takal presenta una visión íntima de la relación que se crea en la amistad entre mujeres y también explora la delgada línea entre envidia y odio.

La película trata sobre dos amigas, Anna y Beth, que deciden irse a pasar un fin de semana a Big Sur para intentar reestablecer el vínculo de amistad que tenían. Ambas son actrices pero con diferente nivel de éxito. Beth ha salido en varias películas de terror y comienza a salir en revistas mientras que Anna todavía actúa en pequeños cortometrajes sin paga. El fin de semana en Big Sur es lo que desencadena la rivalidad entre Anna y Beth. Comienza una serie de actos pasivo – agresivos que definen la vida de ambas.

Una parte interesante de la cinta es la edición, que estuvo a cargo de Zach Clark quien dirigió la película Little Sister. Clark crea mediante la edición un efecto de fatalidad inminente al usar en algunos momentos escenas de violencia extrema como transición. Estos pequeños fragmentos, que no duran más de 1 o 2 segundos y que no se permiten descifrar, sirven como claves para interpretar la relación entre Anna  y Beth. Al mismo tiempo, estos fragmentos sirven como referencia a las películas de terror y gore en las que actúa Beth.

En el tercer acto de Always Shine se presenta un giro repentino a la trama, ésta comienza a tener rasgos de metaficción. Dentro de la narración inicial se desdobla una nueva historia de manera drástica, junto con un cambio de identidad y escenas repetidas, parecería que estamos viendo un remake de la película dentro de sí misma. La última parte es una manera de presentar los temas de una manera clara, la identidad y el “ideal” de la mujer se deconstruyen.

Always Shine es una pieza que explora el rol que juega la mujer en el Hollywood actual; hablando de manera sutil sobre el trato que se les da y los roles que se les ofrecen al ser relativamente “nuevas” en la industria. Se enfoca también en deconstruir las personalidades perfectas que en ocasiones se les imponen a las mujeres, estableciendo así un contraste entre el “ideal” y la personalidad considerada impulsiva y no “óptima.” Sophia Takal crea una película que se puede definir de muchas maneras, bien podría definirse como una película de terror por su edición, su ambiente y los fragmentos de violencia o podría ser un thriller psicológico por los elementos meta que utiliza. En fin, la clasificación va en contra de lo que se quiere lograr: un discurso sobre la amistad femenina y la inútil tarea de intentar poner a la mujer bajo un cierto papel en el mundo de la actuación o la vida.