Pixel Forest de Pipilotti Rist

Por más de treinta años, la artista suiza Pipilotti Rist ha sido pionera en el videoarte y la instalación multimedia. Sus sueños psicodélicos y proyecciones prismáticas rodean a los espectadores en paisajes sensuales que mezclan los mundos naturales y tecnológicos.

New Museum presentó la primera exhibición en Nueva York del trabajo caleidoscópico de Rist. Expuesta en los tres pisos principales del museo diseñado por SANAA, ‘Pixel Forest‘ forma una presentación completa de la obra del artista hasta la fecha, con piezas que abarcan toda su carrera. Antes de entrar al museo, los visitantes se encuentran con ‘Open My Glade (Flatten)’ proyectado a través de la fachada de la institución. La videoinstalación nos representa a Rist con manchas de maquillaje, aplastando su rostro contra una pantalla de cristal, aparentemente intentando romper la barrera entre los espacios digitales y físicos. “El ser humano quiere transgredir cualquier pantalla y salir del cuadro”, dice la artista, quiere saltar de su piel y derretirse contigo.

Coincidiendo con la exhibición, ‘Open My Glade’ se proyecta en sesenta pantallas sincronizadas en Times Square, Nueva York desde las 11:57 pm hasta la medianoche todas las noches durante enero de 2017. El proyecto forma parte del “Midnight Moment”, una presentación mensual de la coalición de publicidad de Times Square y Times Square Arts.

La exposición encarna la curiosidad que impulsa la exploración de las experiencias físicas y psicológicas. Los visitantes encuentran una gama de texturas y formas procedentes del universo viviente, rodeándolas dentro de una dimensión inmersiva de proyecciones virtuales y paisajes caleidoscópicos. Con la supervisión del nuevo director artístico del museo, Massimiliano Gioni, la expo abarca desde vídeos de los años 80, a entornos cinematográficos más recientes – trazando cronológicamente la carrera expresiva y expansiva del artista.

En el segundo piso del museo, las cámaras de visión triangulares reproducen las primeras películas de un solo canal a una audiencia de uno o dos visitantes que pueden mirar dentro. Estos mini-teatros elevados demuestran el trabajo que ejemplifica la investigación temprana de Rist del cuerpo femenino en cultura popular.

En el tercer piso, los espacios arquitectónicos se transforman en paisajes hipnagógicos a través de obras como el nuevo ‘Pixelwald’, una instalación LED que cuelga del techo del museo. Aquí, los visitantes caminan a través de una arboleda llena de luces suspendidas que revolotean en un espectro de tonalidades saturadas. Después de atravesar el vibrante abismo, los visitantes se enfrentan a una instalación masiva de vídeo y sonido de dos canales – “Mercy Garden” y “Worry Will Vanish Horizon.” Los cojines de felpa dispuestos a través del piso invitan a espectadores a acostarse y experimentar el efecto hipnotizante de las secuencias de películas y paisajes sonoros.

Una instalación creada específicamente para esta presentación espera a los espectadores en el cuarto piso del museo. Dos grandes pantallas amorfas cuelgan horizontalmente desde el techo, con una extensión de camas individuales y dobles colocadas debajo. Los visitantes se encuentran entre los cojines y los edredones, mientras que las secuencias de vídeo de ensueño y un paisaje sonoro retumbante los rodea.

“En mi trabajo me imagino un montón de nuevas formas posibles de ser”, dice Rist a Gioni en una entrevista. “Me imagino que la vida sería mejor si no tuviéramos sólo dos géneros, sino quizás veinte diferentes, para que no fueran tan importantes o la fuente de tanto dolor. Me imagino que las mujeres podrían tener el mismo espacio y la misma autoridad que los hombres. Me imagino a las mujeres como hombres vitruvianos: me imagino que pueden ser ellos mismos y también representar a la humanidad. Y creo que mi trabajo es un intento de hacer visible la forma en que sentimos y existimos dentro de nosotros mismos “.

*Fotos: New Museum / Marco Muñoz