Spoiler Alert: Marie Davidson

12440558_466391323546227_4292479899281444379_o

Aunque en gran medida el techno suele ser presentado como un símbolo de la pista de baile, lo que puede atraer a un amplio público, lo cierto es que el techno se acerca más a ser una representación de ideas que difícilmente pueden ser transmitidas a grandes masas. El sentido futurista de la electrónica le otorga al techno la cualidad de transmitir nuevas formas de experimentar sentimientos muy básicos, pero que representados mediante loops pueden parecer ajenos, lo que atrae a un gran publico, pero aleja al techno del mainstream.

Marie Davidson es una artista canadiense que desde el 2012 ha estado lanzando música como solista, añadiéndole al proyecto poesía, performance y una manera de hacer música que la ubican como una de las nuevas revelaciones de los sintetizadores.

Aunque Davidson venía haciendo música como parte de otros proyectos musicales, fue hasta el 2012 cuando lanzó su primer álbum solista de una forma totalmente independiente, demostrando con sólo seis canciones, el poder que posee para contar historias de una manera atmosférica por medio de sintetizadores, sonidos hipnóticos y pasajes hablados más que cantados, lo que parece acercarnos a la artista y al proceso con el que crea su música.

La música de Marie es realmente intima, su forma de contar experiencias reales mediante la música transmiten confianza y crean empatía, acercándonos a los eventos y sentimientos que marcaron a la artista y que la llevaron a crear canciones, que reflejan de una forma fiel lo que ha vivido.

Cada lanzamiento ha sido una representación fiel del momento en el que se encuentra Marie, lo que nos ha mostrado un viaje, donde ha trascendido la depresión, conquistando sus miedos y creando una forma única de escribir canciones.

La base de su música son los sintetizadores, con los que crea loops que generan melodías bastante oscuras, lo que define a estos temas es la participación de Davidson con su voz, que mediante líricas habladas, parece acercarla a nosotros para platicar y otorgarnos algo de calidez, en medio de temas y sonidos un poco lúgubres: miedo, ansiedad y una urgencia por descubrirse parecen ser temas que se impregnan en el escucha, quien acompaña a Marie en un escenario que creo para nosotros.

Su último álbum Adieux Au Dancefloor, es una fiel representación de la forma en que concibe las presentaciones en vivo, y la música para bailar, de la que ha dicho se siente atraída y a la vez siente un gran disgusto por la misma. Fueron sus presentaciones en vivo, las que llevaron a crear un álbum menos depresivo y que se acercará más a los clubs, pues en todos sus tours descubrió la fascinación del publico por los sonidos más animados, que ella presenta mediante ritmos techno que la hacen parecer más optimista, a pesar de seguir con temáticas como la negación, la indiferencia, los celos o el ego.

Sus presentaciones suelen ser muy energéticas, donde toma el control total de la música mediante sintetizadores y una serie de dispositivos que demuestran el dominio de la canadiense de la producción y las maquinas, lo que contrasta con su aversión por las computadoras, pues ha declarado que ni siquiera posee una. En vivo su set up es bastante normal, compuesto principalmente por un sintetizador y un micrófono, manejando por completo la ejecución de todo, lo que nos recuerda un poco a las presentaciones de otra estrella de la voz, Matias Aguayo.

Actualmente Marie Davidson cuenta con cuatro álbumes, habiendo lanzado el primero de manera independiente en el 2012, para después integrarse a Weyrd Son Records con Pertre D’Identité y en el 2015 a Holodeck Records con Un Autre Voyage. Este año se estrenó en Cititrax, una disquera de NY que se enfoca más a la pista de baile con lanzamientos de The Hacker, Traxx, entre otros. Así que Adieux Au Dancefloor se ubica perfecto en Cititrax, siendo un álbum que  usa el techno para hablar de abandonar la pista de baile.

Puedes esta al tanto de Marie Davidson en sus redes: Facebook, Soundcloud y Bandcamp.