Spoiler Alert: Marquis Hawkes

marquishawkes

Normalmente la idea del acid house no le sienta bien a todo el mundo, existe el preconcepto de que este género musical está arraigado a raves y otros shows para perderse entre luces de colores y beats con sintetizadores analógicos de hace dos décadas. Pero el DJ británico y residente en Berlín, Marquis Hawkes, nos demuestra que el acid house no tiene por qué ser así y nos vuelve más accesible la posibilidad de disfrutarlo en cualquier entorno.

No le gusta ocultar su persona bajo una máscara para crear una nueva identidad y sin estar envuelto por ningún misterio sobre su origen y destino, Hawkes ha ido avanzando por un trayecto bastante discreto, sin hacer mucho ruido (ni entrevistas) sobre quién es y qué es lo que hace para agradar a las masas.

El 31 de diciembre de 2011, Hawkes lanzó al público su primer EP titulado Cabrini Green, en el que nos presenta la faceta más pura del acid house, rodeado de todas las influencias techno berlinescas que ofrece la capital alemana. Posteriormente, con el lanzamiento de más EP’s, se empezó a enfocar al lo-fi y a construcciones melódicas más minimalistas pero sin cambiar la base del trip como en Sex, Drugs & House (2013) y Higher Forces At Work (2013).

A modo de curiosidad y como característica implícita en gran parte de sus lanzamientos (ya sea en los títulos de sus canciones o de sus álbumes), es posible identificar referencias a su lugar de residencia que son las viviendas sociales, en las cuales ha habitado toda su vida y que las encuentra como tema de inspiración para varias de sus canciones. Algo así como inspirarse en vivir en una casa del INFONAVIT pero en Europa para darle ese toque de personalidad a tu música.

En 2014 lanzó otro par de EP’s, Outta This Hood y Maladaptive Brain Dysfunction, en ellos regresó al acid y a los típicos instrumentos de la librería de sonidos por defecto del FL Studio pero dándonos una pequeña prueba del futuro de su música en 2016 para su álbum debut: Social Housing.

Social Housing nos regaló una faceta de la influencia de la música dance sobre una persona, logrando la mezcla perfecta entre dos elementos tan similares en conceptos como el acid y el funk. Hecho para alcanzar a un público más “comercial.” Publicado por la disquera Soundtooth, el álbum llama la atención por sus melodías brillantes y la inesperada carga de loops de música retro, muy al estilo euro house de Modjo y Daft Punk, alivianando mucho más el sonido de sus anteriores entregas, ahora siendo apto para todo el público y confirmando el primer párrafo de este artículo.

Para seguir más de cerca el proyecto de M.H. puedes seguir su Facebook y visitar su página oficial.