Toru Kamei x Dior: El Ciclo de La Moda

En 2007, Kris Van Assche tomó el puesto de director artístico para Dior Homme, e inmediatamente empezaron las ideas creativas a circular, desde tener a Robert Pattinson, A$AP Rocky Boy George como embajadores, hasta su nueva colaboración con Toru KameiVan Assche ha demostrado el uso del arte y la creatividad para potenciar el diseño de moda.

Nacido en 1976, Kamei es un artista japonés se ha destacado en su país natal gracias a su obra onírica que combina técnicas de pintura clásica con conceptos surrealistas y post-modernistas, haciendo referencia a la naturaleza y mitología, destacando las piezas con una referencia clara a la naturaleza muerta y ornamentación que se usaba en el Renacimiento, mejor conocido como Vanitas; un término latino que puede traducirse por vanidad (pero en sentido de insignificante), un tema artístico clásico en los siglos XVI y XVII, una corriente enfocada a lo terrenal, a la creencia de que el esfuerzo humano es inútil ante la sombra de una muerte inevitable. Su obra resulta una reflexión sobre la mortalidad y fragilidad de la vida: Ramos de rosas con pétalos que ocultan globos oculares, bailarines desnudos cuyo cabello resulta en una combinación entre serpientes e insectos, y frutas que conviven con calaveras derretidas. Las flores simbolizan vida, los cráneos simbolizan la muerte, y las mariposas simbolizan el delgado hilo que separa esos dos estados, todo ello resulta un complemento perfecto a la estética gótica de Dior.

Dior Homme le da elementos contemporáneos al diseño clásico del hombre dentro de la moda, mientras que Kamei emplea una intertextualidad parecida para la creación, manteniendo estilos artísticos clásicos, pero también reinventándolos por completo. Van Assche utilizó las piezas de Kamei en su colección Verano 2017, lo curioso, pero también la característica más interesante, es la colaboración entre un artista enfocado a lo efímero, a lo banal, y la moda, y es que finalmente, las colecciones dentro de esa industria es algo temporal, algo que se desvanece cada temporada.