Underworld y Su Vínculo Al Mundo “Trainspotting”

30 años de música conllevan un gran número de historias, las cuales ofrecen una narrativa no sólo a la escena musical sino a todos aquellos personajes que se mezclan con la música en busca de una voz que refleje su identidad. 30 años es también el tiempo que ha pasado desde la formación de Underworld, una de las bandas británicas que se han convertido en un icono, siendo la cara de un movimiento conocido por su aislamiento de una escena que vivía por las tendencias.

Este estilo de vida fue documentado por Irvine Welsh en su novela Trainspotting, con una historia que se convirtió en celebridad gracias a Danny Boyle que la llevó al cine en 1996. En su aventura cinematográfica Boyle se encargó de reclutar una serie de figuras que plasmaron a la perfección las adicciones y anarquismo de los personajes de Trainspotting, tomando en cuenta que uno de los principales protagonistas en una historia con estas características es la banda sonora.

Actualmente este documento sonoro se encuentra en una especie de salón de la fama, acompañado de otros soundtracks que demostraron ser estrellas de proyectos que supieron hacer uso de canciones para dar a la historia resonancia.

Esta banda sonora está repleta de estrellas como Iggy Pop, Lou Reed o New Order, así que es una gran conquista para Underworld haber participado con uno de los temas más emblemáticos de esta historia. “Born Slippy (Nuxx)” es un tema se convirtió en estandarte del filme y un emblema de la cultura dance a finales del milenio pasado.

Con la misma renuencia con que los personajes de Trainspotting se comportan con el mundo, Underworld recibió a Boyle, rechazando al inicio que su tema, originalmente un lado B, fuera parte de la película, hasta que el director les mostró algo de lo que había grabado, impactando al grupo de tal manera que después de 21 años siguen trabajando juntos.

“Born Slippy” sirvió de base para que un gran número de personas se acercaran al mundo del dance y los clubes a finales de los 90. Una letra tan emblemática y una suave sinfonía convirtieron a este tema en una especie de trance de diez minutos que ayudó a popularizar el techno.

Uno de los atributos que ayudaron a este tema a sonar y desenvolverse con una actitud completamente recia, fue uno de los artilugios que sólo las bandas de rock tenían, un frontman con una actitud bastante solida, Karl Hyde, lo que acercó al dúo a una escena que no necesariamente consumía dance antes de eso. Y ahora más de 20 años después, es muy obvia la relación del sonido Underworld con el mundo Trainspotting, haciéndose evidente el vínculo del techno con una escena que busca alejarse del sistema y vivir agitadamente.

Ahora que después de tantos años se logró llevar a la pantalla la continuación de la historia original, era evidente el papel que el grupo tomaría, siendo Rick Smith, la otra mitad del proyecto, quien fue elegido para armar el score de la película y servir de amuleto para Danny Boyle, ayudándolo a seleccionar los temas del soundtrack, donde incluyeron un nuevo tema “Eventually But”, y una obvia nueva versión de “Born Slippy (Nuxx)”, “Long Low Slippy.”

30 años después de su nacimiento, Underworld sigue tan vigentes como siempre, demostrando la fuerte necesidad de un sonido que refleje el sentimiento de aislamiento y a la vez pertenencia a un mundo tan alterado.