¿Yay or Nay? ‘Run the Jewels 3’ de Run the Jewels

Algo que me gusta de Run the Jewels es que han sacado material nuevo cada año y sólo parecen crecer álbum tras álbum. Volvieron hace un par de semanas con Run The Jewels 3, siguiéndole a los otros con el nombre y artwork.

Los MC’s Killer Mike y El-P, a pesar de ser cuarentones, permanecen en la cima de sus carreras. El 2016 les pintó excelente, aunque difícil, los dos reafirmaron sus títulos como activistas y lo demostraron tomando sus redes y apariciones públicas para hablar sobre asuntos sociopolíticos, debatiendo y educando. Cabe mencionar que son los mismos de los que escuchaste “Fuck Donald Trump!” en Corona Capital y Live Out 2015.

*Nota: Es mejor escuchar este álbum por orden y no aleatoriamente.

“Down”: El dúo abre RTJ3 con un tema fuerte sobre sus pasados difíciles. El-P habla sobre la pérdida entera de esperanza y Killer Mike recuerda sus días como dealer, esperando no volver al reconocer su talento y verdadera vocación. La voz en el coro de Joi, la invitada, sensibiliza la canción un poco más old school hip hop de lo que suelen.

“Talk to Me”: Fue el primer sencillo que formaría parte del álbum. Una guitarra distorsionada parece crear el beat y los versos agresivos anuncian que Run The Jewels llegó con todo: “I told y’all suckers, I told y’all suckers. I told y’all on RTJ1, then I told ya again on RTJ2, and you still ain’t believe me. So here we go, RTJ3.”

“Legend Has It”: Una canción llena de synths robóticos y vocales que pinta para abrir sets del dúo en un futuro.

“Call Ticketron”: La primer canción que me recomendaron del álbum, y también la más subestimada. El track se corona como el más upbeat, sin embargo se siente algo arrogante, pero no tanto como para odiarlos. El nombre viene de un sistema para comprar boletos, y el hook “Beg your pardon, Run the Jewels live at the garden”, supuestamente visualiza al dúo en nada más y nada menos que el Madison Square Garden.

Las dos canciones que siguen incluyen mensajes fuertes, pero RTJ mantiene cierta inocencia incorporando grabaciones de niños, incluyendo a los hijos de Killer Mike.

“Hey Kids (Bumaye)”: Entra en mi Top 3 del álbum; Danny Brown uniéndoseles a su lista de grandes colaboradores… Verdaderamente se siente la pasión que le ponen a su trabajo; la inconformidad ante la desigualdad, haciéndose notar con críticas lanzadas hacia “líderes” actuales. Y por cierto, ‘Bumaye’ proviene del congolés para “mátalo.” (¿ A quién?)

“Stay Gold”: Honestamente, ésta me recuerda mucho a RTJ2. El beat te lleva a pensar en canciones como “Love Again” de su álbum anterior: con una voz potente y la producción dinámica.

Para el siguiente par de temas, tocan más a profundidad los temas sociopolíticos.

“Don’t Get Captured”: Como el nombre lo insinúa, se trata de la injusticia social en América. Más allá de la letra, la melodía compuesta de record scratches y los sintetizadores hacen el trabajo de acompañar la vibra intranquila.

“Thieves! (Screamed the Ghost)”: Canción futurística que podría pasar como el tema de alguna serie de ciencia ficción. Las voces resonantes contrastan con las de fondo. Se siente como el dúo se esmeró creando una narrativa sobre la brutalidad de la policía e injusticia hacia las minorías americanas. Un tema especial en su discografía y en compañía de Tunde Adebimpe.

“2100”: Ésta salió como sencillo un día después de las elecciones de los Estados Unidos tras la victoria de Trump. El dúo no quiere nada que ver con el presidente electo; incluso han eliminado las gorras rojas de su imagen. “2100” combina una balada con el hip hop, y la melodiosa voz de BOOTS armoniza con riffs de guitarra. Un poco feel good, a comparación del resto del álbum y lanzada para la ocasión.

“Panther Like a Panther (Miracle Mix)”: Muy entretenida, llena de ironía y contradicciones. Trina acompaña a RTJ en los coros, y hasta parece que la canción fue hecha para tocar en vivo. “Everybody down, throw the pistol and fist.” Una crowd pleaser.

“Everybody Stay Calm”: No tengo mucho qué decir de ella, aunque no es mala. Tiene una que otra línea ingeniosa, y rimas inesperadas son lo que hacen la canción. En producción, me agradó que El-P jugó con lo fónico y sónico, pues tomó la línea de “We talk too loud, won’t remain in our places” y dividió el sonido en ambos lados, ilustrando la canción.

“Oh Mama”: Las voces en este tema son lo que resaltan al escucharla y la producción le queda por detrás, aunque después del hook a la mitad, es muy similar a la del outro de “Lie, Cheat, Steal” (RTJ2).

“Thursday in The Danger Room”: Ya acercándonos al final, este fuerte tema habla principalmente de dos muertes de sus conocidos. El saxofón se acredita al reconocido Kamasi Washington, quien también ha trabajado con leyendas del rap como Snoop Dogg y Kendrick Lamar.

“A Report to the Shareholders/Kill Your Masters”: Sobrepasan la marca de los seis minutos y en verdad, qué manera de terminar con RTJ3. Los versos audaces de El-P y Killer Mike en la primer parte, crean cierto hype para la siguiente, y después de un minuto de interlude, llega a Zack de la Rocha acompaña al dúo una vez más, siendo aquí donde se desata todo con un último verso de su parte, llamando a derrocar toda crítica e inconformidad mencionada para terminar con la línea final: “kill your masters.”


Run the Jewels utilizó todo el álbum para resaltar problemas actuales y el desacuerdo de las masas para terminar con una revolución en su última pieza. Tanto en producción como letra, RTJ3 sobrepasó mis expectativas (y la de muchos también). Actualmente se encuentra en el Billboard Top 200, lanzado tres semanas antes de tiempo y aún sin copias físicas a la venta. Un excelente álbum para escuchar este caótico 2017 y lo mejor de todo: nos obsequian la descarga gratis aquí.

Para estar al tanto del trabajo de El-P y Killer Mike, pueden seguirlos en Twitter, Facebook, e Instagram.